POZAS TERMALES


El Refugio cuenta con dos pozas alimentadas por una fuente natural de agua termal y enclavadas en un paisaje espectacular. Las dos pozas han sido construidas con piedra de manera a interferir lo menos posible con el entorno natural. Nuestras pozas tienen temperaturas que oscilan entre 35 y 39 grados centígrados. Ambas están ubicadas a proximidad de las habitaciones y están abiertas hasta las 10:00 pm.

Nuestras pozas son cargadas de minerales que son beneficiosos para la salud, como el litio. Sus propiedades naturales hacen de este un lugar acogedor para aquellos que buscan relajarse, mejorar la salud y disfrutar de momentos inolvidables rodeados por la naturaleza.

La poza más pequeña mide 5.40 m de largo, 2.85 m de ancho y alcanza 1.70 m de profundidad. Esta poza es cubierta por lo que suele ser más recomendada para los baños nocturnos, bajo un impresionante cielo estrellado. La segunda  poza está ubicada en la zona parrilla, más cercana del rio. Esta poza mide 10 m de largo, 3.70 m de ancho y alcanza 1.30 m de profundidad. Por su proximidad al rio, esta poza puede ser cerrada durante la temporada de lluvias (enero – febrero) cuando el río crece. Consultar con el Área de Reserva.

El Refugio cuenta igualmente con una piscina de 10 m de largo, 3.80 m ancho y 1.50 m de profundidad. Esta piscina es alimentada por aguas subterráneas las cuales no cuentan con la temperatura y propiedades minerales descritas anteriormente pero ofrece un área ideal para baños más deportivos con una grande terraza conexa.